martes, 28 de julio de 2009

Los Blogs Chinos desafían a la Censura

La Aldea mas hermosa de China




Con más de 298 millones de usuarios de Internet los ciudadanos de dicho país se animan a elaborar informes periodísticos desde sus sitios personales

“Templo del tigre” se inclina sobre la notebook, colocado sobre una rudimentaria mesa en el minúsculo departamento, y señala los artículos de su blog que han sido bloqueados por la policía. “Éste es sobre la condena a muerte de Yang Jia, un hombre de 28 años que fue ejecutado en noviembre pasado por haber matado a seis policías en una comisaría de Shanghai porque, según dijo, le apalearon durante un interrogatorio por conducir una bicicleta sin licencia. Este otro es sobre los manifestantes encerrados sin juicio en prisiones paralelas en Pekín”, afirma. Al lado de los textos censurados, aparece en la pantalla un candado.
Zhang Shihe es quien utiliza el seudónimo de “Templo del tigre” y es uno de los blogueros más populares de China. Se ha labrado la fama gracias a las denuncias sociales e informaciones periodísticas que, desde hace cinco años, publica en Internet. Aunque algunas son eliminadas por el complejo sistema de filtrado y censura del Gobierno chino, la mayoría llega a la Red, y se suma a las de otros ciudadanos, que cada vez vuelcan más informaciones, que, de otro modo, no verían la luz.
“Mi objetivo es dar noticias y escribir la verdad. Es mi deber con la sociedad”, dice este antiguo miembro de la Asociación China de Escritores, para la que redactaba entre 20 y 30 artículos anuales. “Estaba desperdiciando mi vida, así que decidí dejarlo y comenzar un blog. Ahora, puedo escribir lo que quiero”, afirma rodeado de libros, dos viejos televisores y un gato que dormita sobre la cama.
El terremoto de Sichuan , el escándalo de la leche contaminada , el reciente incendio del rascacielos de la televisión pública china (CCTV), la corrupción oficial o los abusos de poder de los funcionarios del Gobierno han entrado en la blogosfera de la mano de los internautas en China, que han puesto en evidencia, e incluso ridiculizado, las informaciones manipuladas o silenciadas por la maquinaria de la propaganda tradicional: periódicos, televisiones y radios estatales.
China superó el año pasado a Estados Unidos como primer país del mundo en número de internautas , con 298 millones (un 42% más que en 2007), y tiene más de 50 millones de usuarios de blogs. La mayoría escribe diarios personales, pero también hay activistas, académicos, abogados o periodistas de los medios oficiales. Un panorama que ha transformado la forma en que los ciudadanos con acceso a Internet -el 22,6% de la población- se informan, ha modificado el sistema tradicional de creación de opinión y ha obligado al Gobierno a crear nuevos métodos para acotar la avalancha informativa.
Los blogs chinos desafían a la censuraZhang Shihe con su filmadora durante un descanso en la reunión de blogueros que se llevó a cabo en Beijing, China Foto: Gentileza shizhao / Flickr
“Internet tiene un impacto real en la vida pública china ahora. Los ciberciudadanos expresan sus opiniones y desafían al poder institucional y al control del Partido Comunista cada vez con más frecuencia”, afirma Xiao Qiang, director de China Internet Project, un programa de la Universidad de California, cuyo objetivo es estudiar las comunicaciones digitales y promover su uso para impulsar una transición democrática.
Templo del tigre se lanzó de lleno a escribir su blog tras ser testigo de cómo un hombre asesinaba a una mujer en una de las calles más comerciales de Pekín en 2004. “En lugar de investigar, lo primero que hizo la policía al llegar fue pedirme la cámara. Así que publiqué la historia, con las fotos, en mi blog. La noticia se extendió rápidamente, y muchos periódicos me llamaron para comprarme la información”.
La influencia que las noticias difundidas por particulares en la Red tienen sobre la sociedad y los medios chinos es cada vez mayor. ¿Esto obliga al Gobierno a ser más transparente? “Lo está forzando a ser más receptivo y, en cierta medida, a ser más responsable. Pero se trata de un proceso gradual”, explica Xiao.
Zhang ha escrito artículos muy críticos con los dirigentes, a quienes acusa de viajar a provincias lejanas para retratarse en la televisión, mientras ignoran a los manifestantes y pobres. Son artículos sensibles, que podrían crearle problemas y llevarle a la cárcel, como ha pasado con otros blogueros. Pero Internet ha difuminado la frontera de lo que está permitido de lo que no. Y los escritores en la Red lo saben.
“El Gobierno no teme que yo diga la verdad. Los problemas vienen si intentas organizarte contra ellos”, dice este activista social, cuyo padre tuvo un importante cargo del Partido Comunista con Mao Zedong. Ante la avalancha de sitios, el Gobierno ha adaptado los controles a la era de la información. Pekín censura miles de páginas en Internet, como las de Amnistía Internacional o la BBC en chino (que fueron temporalmente desbloqueadas durante los Juegos Olímpicos), y el mes pasado clausuró el sitio bullog.cn, donde se alojaban los cuadernos de bitácoras de activos comentaristas como Lian Yue o Wen Yunchao. Al mismo tiempo, está reaccionando con más celeridad ante las noticias, y enviando comunicados de prensa y artículos aprobados sobre temas que antes habrían sido suprimidos.
Pero quizás su herramienta más potente sea el ejército de miles de ciudadanos a los que paga 50 céntimos de yuan (5,6 céntimos de euro) por detectar noticias críticas en los foros de la Red, negarlas y escribir mensajes positivos para reorientar el debate; un efectivo grupo, conocido como el Partido de los 50 céntimos, en este país donde prácticamente el único ágora existente para la diferencia es Internet.
Beijing 2008

Que os parece esta colección de pequeñines?



Anónimo comenta:

Hay varias cosas con las que no estoy de acuerdo:
Lo primero no es un jabali. No hace falta ser Felix Rodriguez de la Fuente para saber que ese “jabali” no es nada mas que un cerdo criado a biberon.
Y segundo.Yo a la edad de ese crio,ya iva con mi padre a pasar jornadas de caza.Para todos aquellos que pensais que la caza es un acto vandalico,os pido respeto.Yo respeto las opiniones,asi que tambien quiero que respeten la mia.¿Porque en vez de poner el grito en el cielo cuando sale una foto de un cazador con un jabali (cazado en su habitat,y con muchos puntos a favor del bicho) no os meteis con los toros? Yo lo siento,pero muchos no sabeis lo que realmente es la caza.Yo tengo ido muchas veces y volver para mi casa en vacio,pero ¿quien me quita la sensacion de ver un amanecer en pleno monte?¿o la de pararme al lado de un rio a tomarme un bocadillo mientras miro el paisaje?Es mas,¿se paro alguien a pensar que pasaria si se prohibiese la caza?La respuesta es sencilla:habria que pasar a tener 20.000 guardias civiles del seprona y otros tantos de guarderia de consejeria para evitar el furtivismo (que aunque sea cazador,estoy totalmente en contra).¿Que llevaria al furtivismo?Facil.Una superpoblacion de jabalies que acabase con las plantaciones,otra de venados o corzos,que al llegar la hora de rascarse la cuerna para desprenderse de la tellilla que la cubre cuando les sale otra vez despues de desmogar,lo hagan contra frutales…O una superpoblacion de lobos,que llegando a escasear el alimento se vean obligados(y lo hacen mas a menudo de lo que alguno piensa) a atacar rebaños de ovejas,cabras…a esto hay que añadir las escasas ayudas que reciben ganaderos y agricultores por estos daños.Y yo lo se,porque lo vivo cada dia.
No hablo solamente de daños ocasionados por animales salvajes,sino tambien los que se pueden ocasionar si no se controla una poblacion,como enfermedades.
Si.Puede resultar un poco escandaloso ver a un cazador posando con su trofeo,pero hay que tener presente que la caza esta muy controlada.Y que tambien llevo a los hombres antiguos a la supervivencia.Si alguien se siente ofendido por mis palabras espero que me disculpe, solo quise dar a conocer mi opinion.Y respecto a que un niño de 11 años maneje un arma,hasta cierto punto lo veo normal,siempre y cuando su padre le enseñe el peligro que conlleva manejar un arma,como hizo mi padre conmigo.
Y Vifne comenta;;
Pues de mi parte puedo agregar que no veo muy bien que un niño de 11 años maneje un arma con o sin permiso de su padre u otra persona cualquiera

lunes, 27 de julio de 2009

GeoEnlaces una ventana al Mundo Exterior


miércoles, 22 de julio de 2009

Y díjo Forestman!!


Luces del norte, la aurora boreal

Hoy nos desplazamos al circulo polar para hablar de las auroras, una de esas maravillas de la naturaleza que uno debería contemplar al menos una vez en la vida.
Dentro del folklore y la mitología, existe una rica colección de leyendas sobre el origen de estas luces del norte, como las almas de los difuntos, las ballenas, los zorros… pero lo cierto es que el sol es el padre de las auroras.
El sol desprende partículas cargadas de mucha energía llamadas iones, las cuales viajan por el espacio a velocidades entre 320 y 704 kilómetros por segundo. Una nube de tales partículas recibe el nombre de plasma. La corriente de plasma que viene del sol se conoce como viento solar. Cuando éste interactúa con los bordes del campo magnético terrestre, algunas de las partículas quedan atrapadas por el y siguen el curso de las líneas de fuerza magnética en dirección a la ionosfera. La ionosfera es la parte de la atmósfera terrestre que se extiende hasta unos 60 o 100 kilómetros desde la superficie de la tierra. Cuando las mencionadas partículas chocan con los gases en la ionosfera, ellas empiezan a brillar, produciendo el espectáculo que conocemos como las auroras boreal (al norte) y austral (al sur). La variedad de colores, rojo, verde, azul y violeta que aparecen en el cielo, son producto de los diferentes gases de la ionosfera.
Pero sumerjámonos en la cultura de los pueblos del norte y veamos algunas de sus creencias:
Según un cuento popular finés, un zorro ártico corre lejos en el norte tocando las montañas con su piel de modo que las chispas vuelan hacia el cielo formando las luces del norte. Otra versión de la historia dice que el zorro arroja las luces del norte al cielo barriendo la nieve hacia arriba con su cola. Una versión más desarrollada explica cómo la luz de la luna se refleja en los copos de nieve barridos hacia el cielo por la cola del zorro. Otras de las explicaciones finlandesas incluyen un chorro de agua emitido por ballenas. El pueblo estonio tiene una creencia relacionada con los juegos de las ballenas. Casualmente, en las leyendas de este país incluso aparece un cocodrilo.

Numerosas explicaciones de las luces del norte sostienen que hay varios tipos de luz reflejada. Los iceberg, arenques en el océano Ártico, géiseres en Islandia y el volcán Heckle, aparecen en las explicaciones. En algunas partes de Laponia, la gente considera las luces del norte como el equivalente invernal de las tormentas con truenos de verano. A menudo se piensa en la aurora boreal como un augurio. Presagios de guerra serían descritos en Polonia, Prusia, Alemania, Dinamarca, Estonia y entre la gente saame o lapones. Sin embargo falta un estudio sistemático y etnológico amplio sobre esta materia.
En el idioma saame, las luces del norte se llaman guovssahasah, que significa "el sol que brilla intensamente en el cielo por la mañana o por la noche", como en aurora, la palabra latina para el amanecer. Pero esta palabra se podría traducir también como "el fuego encendido por un pájaro, el arrendajo funesto". Este término también se refiere a la luz audible, aunque no existe ninguna prueba científica de un sonido audible salido de la aurora.
Las explicaciones relacionadas con el mundo espiritual muestran características comunes en todas las regiones polares. El espíritu de los muertos subiendo al cielo y sus actividades serían visibles desde la tierra. Los Inuit de la zona de la Bahía de Hudson creían que los espíritus que habían padecido una muerte violenta o voluntaria, así como cuervos, se sitúan sobre un camino peligroso, sosteniendo antorchas para guiar los pasos de los recién llegados. Esta escena resulta visible como la luz de la aurora.
Los esquimales de la costa oeste de Groenlandia creían que las almas de los muertos entraban en la tierra o en el agua o bien subían al cielo. Por la noche se podía ver las almas en el cielo jugando al fútbol con el cráneo de una morsa. La palabra esquimal "aksarnirq" se puede traducir como jugador de pelota. Algunos esquimales de Groenlandia, en su folklore afirman que la aurora produce sonidos. Éstos son causados cuando las almas caminan sobre montoncitos de nieve helada en el cielo.
Los esquimales de las partes más septentrionales de Canadá, creen que las luces del norte son creadas por espíritus, los cuales, envueltos en luz mística, se lo pasan bien porque el sol ha desaparecido. A la aurora boreal moviéndose rápidamente se la llamaba la danza de la muerte. En el folklore de los esquimales del este de Groenlandia, la auroras son las almas de los bebés recién nacidos que han sido asesinados o de los bebés que han nacido muertos. Las luces del norte pueden ser llamadas "alugsukat", que significa nacimiento secreto.
Muchos esquimales creían ser capaces de oír las luces del norte. Es posible imitar el sonido silbando. De este modo se puede hacer que la aurora se acerque y entonces susurrarle mensajes para que sean enviados a los muertos. Los indios americanos solían silbar para hacer que las luces del norte se acercaran. Una creencia parecida pervive aún en la Laponia finlandesa. Entre los saame se creía que silbar era peligroso. Las luces del norte causaban miedo y eran respetadas.
Los indios Amrimen Fox tenían miedo de las luces del norte porque creían que eran las almas de los enemigos que habían matado. En general, a los esquimales no les asustaban las auroras boreales. Sin embargo, en algunas regiones esquimales, la gente llevaba un cuchillo por si acaso.
Los indios Makah creían que las lucen del norte eran fuegos encendidos por enanos. En contraste, los indios Mandan veían las auroras como fuegos en los que los grandes chamanes y soldados de las tierras del norte cocinaban lentamente a sus enemigos muertos en enormes calderas.

Los indios Menomini sostenían que un gigante bondadoso estaba pescando en el mar del norte usando un fuego. En la costa del océano Pacífico, en Siberia y en la Laponia finlandesa y rusa, existe la creencia de que las luces del norte están asociadas con la muerte violenta en una batalla que está continuando en el cielo.
La tribu Chuva tenía un dios llamado Suratan-Tura, que significa luces del Norte. Este dios bueno ayudaba a las mujeres a dar a luz. Las auroras boreales eran principalmente un signo de haber dado a luz a un hijo varón. Sin embargo, las luces del norte consideradas como dioses no es una característica muy común entre las diferentes culturas.
Los espíritus de los escoceses emprendían una guerra continua que era visible y audible como el acontecimiento "Fir chlis" (luces del norte). En Escandinavia, los vikingos disponían de una rica colección de leyendas, algunas asociadas con la hermosa diosa Freja. La diosa montando a caballo era vista por los mortales como el resplandor de las luces del norte.
Una creencia considerada ampliamente como auténtica, es que las luces del norte producen un sonido audible. En el curso del tiempo, mucha gente ha afirmado oír crujidos, sonidos silbantes, chisporroteos. Un sencillo examen científico muestra que los sonidos que la gente asocia con las luces del norte no pueden originarse en las altitudes aurorales. Sólo el tiempo que la onda acústica necesitaría para viajar a través de una atmósfera superior muy fina de más de 100 kms., sería de unos 15 minutos, con lo que cualquier sonido de la aurora en llamas sería escuchado mucho más tarde de la observación visual. De todos modos, durante fuertes variaciones de campos magnéticos y eléctricos, pequeñas descargas de electricidad estática, por ejemplo entre las agudas hojas de pino o en el pelo humano, podrían causar un sonido como un chisporroteo. Se han propuesto otros mecanismos exóticos para explicar el sonido escuchado por la gente. Hoy, este tema es de nuevo un objeto de estudio intenso, pero los primeros resultados científicos aún no han sido publicados.
Y ese sonido de la Aurora Boreal parece que ha querido inspirar a Mike Oldfield en uno de los temas de su nuevo trabajo, La Música de las Esferas - “Music of the Spheres”. Por la melodía que canta el coro se puede intuir que ha sido inspirada por la luz de las almas:

Una aurora es una luminosidad que se produce a gran altitud, y generalmente por encima de los 60° de latitud, aunque también se observa en otras zonas. Según se produzca en el hemisferio norte o sur, se denomina aurora boreal o aurora austral. El término de aurora polar se aplica en ambos casos. La aurora consiste en manchas y columnas luminosas rápidamente cambiantes, de varias tonalidades.
Los fenómenos de aurora extensos están acompañados por perturbaciones en el magnetismo terrestre e interferencias con las transmisiones de radio, teléfono y telégrafos. Los periodos de máxima y mínima intensidad de las auroras coinciden casi exactamente con los del ciclo de manchas solares, que dura 11 años.

domingo, 19 de julio de 2009

Mongólia, con las casas a cuestas



El actual siglo respeta en Mongolia el nomadismo de sus pastores, quienes no pueden prescindir de sus yurtas

El alemán Kart Beadeker fue un gran promotor del turismo. En 1840 sus guías de viajes encabezaban la lista de los libros más vendidos. Entre los destinos favoritos del autor figuraba el sistema montañoso de los Pirineos, en el suroeste de Europa. Láminas de espacios naturales para acampar u hospedajes sólidos con mullidos edredones para pernoctar ilustraban sus publicaciones. Hasta hace muy poco, la propaganda contemporánea presentaba similares estampas.
No obstante, todo indica cierto cambio en algunas pautas en la exploración de nuevos mercados con vistas a atraer más y más turistas… y, desde luego, sustanciales dividendos económicos. Las novedades rozan incluso ahora el linde de las excentricidades. Desde el pasado año, en la localidad francesa de Banios, en las mencionadas altitudes, un pequeño hotel regala emociones inéditas: dormir en una yurta (también conocida como ger ourts).

Casi siempre a caballo

Acababa de llover y la cuenca de la mano se resistía a escurrir el generoso regalo de la naturaleza. Pero qué se le iba a hacer. Cada año era igual y ya la tierra había absorbido la cantidad necesaria para la vigorosidad de los pastos en beneficio de sus ovejas, muchas entre los tantos millones de cabezas de ese ganado en todo el país. Así pensaba el hombre.
Acababa de llover y aunque hubiera hecho falta un poco más de agua para limpiar a profundidad todo el diámetro de la vivienda, esta había logrado sacudirse el habitual polvo de la meseta del Gobi. De modo que podía darse por satisfecha. Así pensaba la mujer.
Al bajar la lona de entrada a la yurta dejaron de pensar. Ambos daban por terminado otro día en Mongolia.
Tal vez estos hipotéticos personajes y los huéspedes del empresario turístico francés Hervé Carenzi concuerden en expresar que un reposo semejante junto al hogar provoca "¡Sueños redondos!". Sin embargo es muy probable que esta frase plasmada en un libro de visitas de los Pirineos, el 16 de julio de 2005, adquiera otra connotación para los pobladores de Asia central, de donde es originaria esta peculiar "casa" portátil.
Sabido es que el estilo de vida nómada, amiga de los caballos, camellos o mulos, y con actividades productivas de pastoreo (existen evidencias arqueológicas de los años 4000 y 2000 a.n.e) sigue siendo todavía una realidad para millones de personas en el planeta.
La trashumancia ha contribuido de manera indiscutible, según el antropólogo galo André Bourgeot, a la evolución de las técnicas y las formas de explotación y aproximación al espacio. Por lo cual es posible aducir que la percepción del entorno difiera bastante entre un neoyorquino de vacaciones en Francia y la de un pastor tsaatan (los que poseen renos).
El primero, casi con absoluta seguridad, nunca asociará al Universo con la ovalada yurta, rentada en oportunidad única y solo como ambiente alternativo de recreo. En cambio, cuando en primavera el segundo descienda de las cumbres boscosas de Mongolia llevará consigo su casa. Doblada y arrastrada por bueyes le resulta inseparable.
Refugio y paciencia son condiciones básicas para cuidar al nutrido rebaño de renos hembras que solo consiguen parir en el extremo norte, abundante en pozos y lagos pocos profundos. Levantar campamentos de gerood (plural de ger) es entonces imperativo de una estadía relativamente corta, asumida con total despreocupación por estar acostumbrados a montar y desmontar sus viviendas en aras de recorrer, de frente hacia el horizonte, la inmensidad de su tierra; la del cielo azul.

Microcosmos circular

La yurta más antigua, hasta el momento, se remonta al siglo XIII y fue hallada en las montañas de la provincia mongola de Jentii. Se supone además que los escitas, conocidos como los Jinetes de las llanuras, confeccionaran tiendas parecidas ya para el año 700 a.n.e.
Muy parecidas a los tipis de los indios de Norteamérica, la yurta centroasiática privilegia la piel de los rumiantes para la confección de sus paredes, levantadas a partir de un enrejado de madera de cuatro a cinco piezas o postes colocados en círculo.
El diámetro común es de seis metros y su área cubierta es de 20 metros. En esa superficie deben caber las esteras para dormir, las pequeñas banquetas y mesas bajas para comer, los bártulos, los utensilios de cocina, las alfombras y lámparas, no pudiendo faltar la chimenea central.
Por dentro las paredes se cubren de almohadones de fieltro de lana de oveja así como de telas blancas. Hacia el techo se abre un agujero para el baño de luz y la salida del humo. El frío y la lluvia se ahuyentan al cerrarlo firmemente con un pedazo de fieltro. No obstante la circulación de aire, en una hora, es de 50 a 100 veces superior en comparación con una casa "normal", y la temperatura mantiene una constante de 18-20 grados.
Pese a singularidades de la cultura de cada nación, este mismo tipo de construcción se repite en ciertas comunidades de Uzbekistán, Kazajstán, Kirguizia, Turquía, Siberia y hasta en el golfo Pérsico. Pero su utilidad cimera se evidencia sin dudas en las zonas rurales de la Mongolia de hoy. Por no hablar de que cerca de Ulan Bator, la capital, en el distrito de Bainsur las yurtas ya se confunden entre torres de alta tensión.

Modernidad "tradicionalista"

En Mongolia la familia ha adoptado asimismo patrones "occidentales" menos nocivos; ver televisión, escuchar música en un lector de CD... Y de la tentación de poseer un vehículo moderno surgen simpáticas escenas donde estacionar una motocicleta junto a un yak es una estampa nada imposible.
Tampoco debe sorprender la preferencia de la juventud por los "pitusas" o "jeans" y otras "irreverentes" prendas de vestir. Y como "el hábito no hace al monje", y como sería muy prejuicioso calificar de atrasado todo lo tradicional, prevalece el respeto a la jerarquía, a la sabia palabra del anciano, a compartir juntos la comida más importante, que es la cena de carne hervida, servida en una fuente colectiva.
Y en esa meticulosidad que da lidiar con sostenidos vientos en un clima de cambios constantes y que atrae en demasía restos de las arenas del desierto de Gobi, adultos y chicos se sustraen de sus tareas asignadas por edad y sexo, para compartir la limpieza de su yurta en vísperas del 24 de enero y de las Fiestas del Mes Blanco (Tsagaan Sar) o Año Nuevo Lunar.
Jamás importan las largas jornadas. Tienen para esa encomienda todo el tiempo y todo el espacio, dentro y fuera, de su circular universo.

miércoles, 15 de julio de 2009

Dibujos hechos a Lapiz,,, Algo realmente Impresionante.


Homenaje al viejo, mordisqueado y sublime Lápiz
"Arrojar un muñón de un lápiz sería un pecado contra la imaginación. Borrar un trazo hecho a lápiz es inmoral y muestra la ausencia del ejercicio de pensar". Las anteriores son algunas opiniones del artista Dioscórides Pérez durante un homenaje hecho al lápiz en la OEI.

En contra de aquellos que profetizan el final del lápiz, el Maestro en Arte Dioscórides Pérez asegura que el lápiz es el único instrumento que produce la alquimia mágica para que la mano se mueva y exprese el pensamiento, lo que no puede conseguir la avalancha de herramientas tecnológicas para dibujar y escribir.
Esa expresión lograda con el lápiz, dice Dioscórides, no sólo tiene la precisión geométrica y formal de un dibujo hecho en el computador, sino que deja la huella de la emoción. Los trazos del hombre hechos con lápiz tienen el sentimiento creativo, necesario para acceder a las dimensiones de la intuición y de la interioridad humanas.
Según el Maestro, el lápiz es como una caña de pescar para atrapar el vuelo de la imaginación. El lápiz, además, abre el ojo en forma perspicaz, muestra la mirada insólita y abre puertas a la construcción de mundos imaginarios y reveladores para un ser humano.
Los dibujos hechos a lápiz, agrega, son talismanes, llaves, accesos, revelaciones de profundos y valiosos sentimientos interiores que en ocasiones logran una empatía con otro ser humano que los contempla. Así, pintor y observador pueden comunicarse a través de ventanas que conducen a sus mundos propios.
Los dibujos a lápiz, para este maestro colombiano, son el semen de la imaginación y de la creatividad, gracias a los cuales se exploran los umbrales del interior del hombre y se aumenta el conocimiento íntimo, necesario para vivir en armonía, comprenderse y trascender.
Desde niños los seres humanos tenemos la posibilidad de atrapar los pensamientos y las emociones con el lápiz. Nuestros primeros trazos son el inicio del camino hacia el conocimiento, pero no un mero conocimiento académico del mundo, sino un conocimiento espiritual, sentimental y complejo, que hace que los seres humanos nos atrevamos a decir que tenemos alma.
El lápiz también es la puerta de la lengua en su más alto grado de expresión. Por medio de nuestras primeras letras comenzamos la construcción del mundo de las ideas, que a la postre, si perseveramos, nos llevará a altos grados de complejidad en la expresión y al descubrimiento de las más audaces aventuras del ser humano para comprenderse a sí mismo, a los otros y al universo en el que vive.
El lápiz enseña
En la Facultad de Artes de la Universidad Nacional de Colombia, donde Dioscórides es Maestro, el artista intenta propiciar la reflexión sobre el manejo creativo del arte, con debates al hecho de borrar los trazos. Para el Maestro, el acto de borrar posee una carga moral, por lo menos extraña. Aprendemos a hacer cosas y luego a borrarlas, a no aceptarlas, a vivir en el eterno ensayo de la prueba y el error.
Esta facilidad para borrar nos enseña a no ser rigurosos en el pensar, porque si lo hiciéramos con detenimiento antes de rayar, el borrador sería innecesario ya que si la mente tiene claro qué va a trazar, el dibujo surge fácil, firme y fiel al pensamiento.
Borrar es como desalojar el espíritu. Cuando un dibujo no se borra, ofrece la posibilidad de estudiar todo el recorrido, no sólo del trazo, sino del pensamiento complejo, emotivo y espiritual, para llegar a un resultado.
En China, donde Dioscórides vivió varios años, no se borra. Allí se usa el papel de arroz con la tinta china, materiales hechos uno para el otro, pero que no admiten la acción de borrar. Es así como desde niños los chinos aprenden a ser muy decididos al dibujar y escribir. Conocen perfectamente para dónde van cuando se enfrentan a una hoja en blanco.
Borrar, además, es propiciar diversas maneras del olvido, es desdibujar un mapa del pensamiento y de la historia de búsqueda, tan fundamental para el ser humano. En resumen, borrar es inmoral y peligroso para evitar el pensamiento, según se deduce de las palabras de este artista.
Halar los arquetipos
Para Dioscórides, dibujar es halar los arquetipos y, más que eso, halar las memorias arquetípicas a través de curiosos caminos para atrapar lo esencial y luchar contra el olvido. Como arte y capricho, dibujar es una opción para ver el mundo a través de huellas de grafito cargadas de emociones, de experiencias trascendentales, de los más vivos sentimientos y también de manifestaciones del lado más oscuro del ser humano. Quizá por ello, Dioscórides es profesor de Taíchi, luego de ser discípulo del Maestro Wang en la Escuela de Artes Marciales de la Ciudad Prohibida. Esta disciplina fundamental de la cultura china, antes que un arte marcial de tipo exterior que prepara el cuerpo, es una preparación del cuerpo y el espíritu para emprender una batalla consigo mismo. De ahí la acertada traducción de Taíchi: "Boxeo con la sombra", es decir, lucha contra esa parte oscura que no nos deja avanzar.
Enemigos del lápiz
Al reflexionar sobre el lápiz, Dioscórides sostiene que su principal enemigo es el sacapuntas, "maldito aparato que no conoce la ternura y es capaz de destrozarle el alma".Otro enemigo es el olvido, pero no sólo el olvido de las experiencias esenciales que podemos atrapar con el lápiz, sino el olvido de los lápices que fácilmente se nos pierden. Al respecto asegura: "Los lápices a veces se pierden, pero no hay que preocuparse por eso. A ellos les gusta esconderse debajo del papel, visitar las patas de la mesa o de las sillas y, al final, siempre aparecen entre las páginas de un libro, o seguramente detrás de la oreja del que los busca".
Dioscórides finaliza su opinión sobre el lápiz, la cual se ampliará bajo el título "Instrucciones para sacarle punta a un lápiz" en desarrollo de una exposición en honor al lápiz que la Organización de Estados Iberoamericanos llevó a cabo en su sala de Exposiciones en Bogotá, diciendo que "para los artistas de occidente, los lápices son sagrados y por eso muchos de ellos guardan los muñones, pues arrojarlos sería un pecado contra la imaginación".
Historia del Lápiz
El lápiz corriente, de 18 centímetros de largo, puede trazar 55 kilómetros de largo, escribir no menos de 45.000 palabras y sobrevivir a 17 sacadas de punta. La siguiente es su epopeya. De acuerdo con la "Breve Historia del Lápiz", escrita por el Maestro en Artes Federmán Contreras, un manuscrito de Theophilus, de la Grecia Antigua, fue hecho al parecer a lápiz, aunque los antiguos escribieron mucho antes con diversos materiales. Según este artista colombiano, además de esta lejana referencia, la primera noticia haciendo alusión al lápiz como tal ocurrió en un tratado sobre los fósiles de Conrad Gesner, en Zurich, Suiza, durante el año de 1565. Este investigador describió un objeto formado por madera y una mina.
Una tarde del año 1564, agrega el Maestro de la Facultad de Artes de la Universidad Nacional, una tempestad extraordinariamente fuerte derribó un enorme árbol cerca del poblado de Borrowdale, en Cumberland, Inglaterra.
Debajo del sitio donde habían estado sus raíces apareció una masa de cierta sustancia negra de aspecto mineral, desconocida hasta entonces: era una veta de plombagina, o "plomo negro". Fue el grafito más puro encontrado en ese país y posiblemente en el mundo entero. Los pastores de los alrededores comenzaron a usar pedazos de este material para marcar sus ovejas. Sin embargo, otros habitantes de la zona con más sentido de los negocios comenzaron a partirlo en forma de varitas, que luego vendían en Londres bajo el nombre de "piedras de marcar". Estas varitas tenían dos notables deficiencias: se rompían fácilmente y manchaban las manos y todo lo que tocaban. Algún genio desconocido resolvió el problema de la suciedad enredando un cordel alrededor y a lo largo de la vara de grafito, para ir quitándolo a medida que se gastaba.
En 1760, el químico (en sus ratos libres) Kaspar Faber, artesano de Baviera, mezcló grafito con polvo de azufre, antimonio y resinas, hasta que dio con una masa espesa y viscosa que convertida en varita se conservaba más firme que el grafito puro.
En 1790, el químico e inventor francés Jacques Conté, por orden de Napoleón Bonaparte, se dedicó a hacer lápices ante la escasez que había de ellos a causa de la guerra con Inglaterra. En 1795 Conté produjo por primera vez lápices hechos de grafito, previamente molido con cierto tipo de arcillas, prensando barras y luego horneándolas en recipientes de cerámica. Este método dio paso a la fabricación de los lápices modernos. Conté pudo fabricar lápices de diferente dureza y altísima calidad.
En 1812, el ebanista e inventor William Monroe, de Concord, Massachussetts, Estados Unidos, fabricó una máquina que producía estrechas tablitas semicilíndricas de madera de 16 a 18 centímetros de longitud. A lo largo de cada tablilla, al aparato producía estrías justo en la mitad del grosor del delgado semicilindro moldeado. A continuación, Monroe unía con cola las dos secciones de madera, pegándolas estrechamente en torno al grafito y así fue como nació el lápiz tal y como lo conocemos en la actualidad.
Según el Maestro, el lápiz resultó útil, económico, portátil, versátil y adaptable a la mayor parte de las culturas de la Tierra. Ahora se producen más de 300 tipos de lápices, entre ellos, los utilizados por los cirujanos para trazar sobre la piel del paciente a operar.
Durante el Homenaje de la OEI en Bogotá al lápiz, Federmán Contreras aseguró que éste es tal vez el instrumento intelectual más descuidado y subestimado en la historia de la humanidad. Sobre su amor a esta noble herramienta, Federmán dijo: "desde la primera vez que sostuve un lápiz en las manos, que olí su madera aromatizada y su pintura nueva, que miré su amarillo saltarín, que mordí su pezón de goma y su carnoso cuello de cisne superestirado, sucumbí a su encanto". OEI.
Mas dibujos de otro Autor

lunes, 13 de julio de 2009

El Mundo en Imagenes.


Una Colección escogida con mucho gusto.

De Muscú a Vladivostok

Un viaje Alucinante:
Viaje Virtual desde Moscu a Vladivostok




Historia del Transiberiano, un tren mítico

El Transiberiano ha despertado la imaginación, durante años, de historiadores, de novelistas, de artistas, de los que como yo, amamos al tren y a las mil y una historias que en él pueden vivirse. Tanto los parajes que cruzaba (y cruza) como su historia, como la idea de aventura que subyacía en aquella época elevaron a este tren turístico al altar de los mejores viajes en tren que puedan hacerse, sólo equiparables al mítico Orient Express.
El Transiberiano nos remonta a la época zarista, al de las clases altas, al romanticismo de aquellos trenes de madera y cómo no, a los parajes que Julio Verne nos describió en su genial obra “Miguel Strogoff”.
Cruzar fronteras en tren son anhelos de espíritus libres, mucho más inalcanzables cuanto más antiguos y nostálgicos sean los medios ferroviarios existentes para atravesar lugares tan inhóspitos como la helada Siberia.
A mediados del siglo XIX, Rusia apenas podía presumir de un tren: el que cubría la línea San Petersburgo-Moscú. Fue en el año 1851 cuando ésta se puso en marcha, y aunque era perfecto y muy avanzado para su época, lo cierto es que sólo conectaba ambas ciudades, dejando desprotegidas a muchas otras. Para desplazarse a Oriente había que hacerlo atravesando las estepas rusas en trineo o, en último caso, en tarantass, unas especies de carromatos.
Siberia, cuyo único interés residía en el comercio de pieles, no tenía otro tipo de conexión.
Hacia 1870 otras potencias comenzaban a modernizarse. Estados Unidos ya tenía sus primeras líneas, incluso transcontinentales, mientras que en Oriente un futuro gigante comenzaba a asomar la cabeza: Japón.
En ese tiempo, Rusia, lo más que había invertido fue en ampliar la línea San Petersburgo.Moscú, haciéndola llegar a Ekaterimburgo. Sin embargo, la anexión al Imperio ruso de Vladivostok fue la plataforma de lanzamiento para el avance ferroviario en el país.
Fue el zar Alejandro III el que decidió unir Moscú con la lejana Vladivostok e incluso planeó ramales que llevaran hasta Port Arthur y Pekín. El 31 de marzo del año 1891 se puso la primera piedra de la línea del Transiberiano, cuyas obras comenzaron desde ambos lados al mismo tiempo, Moscú y Vladivostok. Quedaban por delante 25 años de duros trabajos, cuyos principales obstáculos serían el intenso frío al que habrían de enfrentarse, así como las lejanas distancias entre ciudades.

Incluso antes de estar finalizada, la línea comenzó a abrirse por tramos. Efectivamente podía llegarse a Vladivostok, pero había zonas que había que cruzar en barco durante muchos kilómetros, como en la zona de Jabarovsk o como en el cruce del lago Baikal, que había que pasar en rompehielos.
En 1905, y para facilitar el transporte, se comenzó otro ramal que rodeaba el Baikal. Sin embargo, las prisas por acabar la línea completa jugaban en su contra y con frecuencia había que reconstruir tramos completos. Aún así, la línea del Transiberiano fue acabada oficialmente en el año 1916 y desde ese mismo momento los ojos de las grandes compañías turísticas se volvieron hacia ella, como la propia Orient Express.
Evidentemente, se trataba de Rusia, y ellos no iban a pemritir la entrada de capital extranjero. Aún así, hubo unos años, antes de la inauguración completa de la línea, en que junto con el Transiberiano del Estado ruso también circulaba el de la Compañía Internacional de Coches-cama. Pero fue así sólo hasta que los bolcheviques, en el año 1917, les confiscaron todo el material. Quedó así, sobre las vías, la versión de lujo, de 11 coches, que, curiosamente, el proletariado no podía utilizar.
No obstante, el país creció con el Transiberiano de columna vertebral, y aquella línea original sirvió para que posteriormente se crearan otras líneas complementarias, como el Transmanchuriano y el Transmongoliano.

El viaje en el Transiberiano lo inicio en Irkutsk; en la orilla contraria del lago Baikal, Ulan Ude se encuentra a solo ocho horas de recorrido. Entre ambas, Irkutsk y Ulan Ude, la vía discurre cercana a la orilla del lago. El paisaje que se contempla es extraordinario.

Antes del Baikal, dos horas de taiga con su incesante monotonía; al llegar al lago el paisaje cambia de repente teniendo, a un lado, el agua esmeralda del lago con placas de hielo fundiéndose con algún pueblecillo en sus orillas y al otro un sinfín de montañas con las cumbres nevadas. Ulan Ude es la capital de Buratia; sus pobladores originales, los burats, siguen siendo, a pesar de la colonización, el 50% de su población; su físico es muy similar al de los mongoles; la proximidad a Mongolia es apenas de unos kilómetros.
En Ulan Ude se habla mayoritariamente el ruso, casi al 100%. La gente discurre, en grupos de amigos o parejas mixtas, plácidamente por sus calles, es una ciudad relajada, va a otro ritmo que la mayoría de las ciudades rusas siberianas.
Paseando por Ulan Ude se pueden distinguir las casas de madera, la zona histórica, una cabeza enorme de Lenin (parece vigilar a todo el que pasa cerca suyo), una infinidad de salas de conciertos y de teatros y un museo etológico.
El transiberiano parece un tren que comienza desde muchos sitios y que acaba terminando en otros tantos muchos, hasta cuatro “ramales” jalonan los mapas turísticos. Vladivostok es el sitio más lejano, ya en el mismo Océano Pacífico.

Para quien realiza un recorrido completo, digamos desde Ucrania, el trayecto se convierte en ocho días de un continuo cambiar de un tren A a un tren B. Durante el itinerario se pasan 7 franjas horarias el lío horario, todos las horas de los billetes están referidas a Moscú. Las 7:30 del billete pueden ser las 12:30 de Irkutsk o las 15,30 del oto extremo, en el este final. Lo curioso de todo esto es que, al ir pasando las estaciones, los relojes señalan la hora de Moscú, distante más de nueve mil kilómetros de Vladivostok, la que reflejan los billetes. Quizás sea lo más sencillo en todo este babel ferroviario.
A pesar del continuo y progresivo cambio de paisaje, se repetía un leit motiv, las dachas; son una especie de terrenos agrícolas con una vivienda anexa que, parece, todo el mundo tiene en Rusia. Son la “casa de campo”, de hobby y que surten a la familia de verduras frescas propias.
Los carteles del tren, indicando las paradas, son el sitio más visitado por los pasajeros; las paradas, tan rápidas que apenas si da tiempo a bajar, de la mayoría de las estaciones son compensadas por varias de al menos treinta minutos de duración, durante las cuales todo el personal pone el pie a tierra y charla, fuma, compra comida,…

Vladivostok al llegar recuerda a Estambul y a San Francisco; la península con la misma forma que el Cuerno de Oro de la capital otomana o las empinadas calles con tranvías que bajan y suben son la explicación de estas comparaciones.
Vladivostok es una ciudad con encanto, hay casas antiguas, tranvías, puerto con muchos barcos,… La gente conduce coches de segunda mano japoneses en vez de los rusos nuevos; de bien lejos llegan a comprarlos incluso, regresando por carreteras infernales a menudo sin asfaltar, sobre todo en un enorme tramo de 3000 km.
Nada como el transiberiano para recorrer Siberia, uno de los mejores viajes en tren que se pueden hacer en el mundo.

martes, 7 de julio de 2009

Indochina

"Un Mundo por Conocer"
Te Invito a visitar esta galería de fotos sobre la vida de los habitantes de Indochina.
A parte de tener unas fotos bastante interesantes, en ellas también se refleja la vida diaria de estas personas en su habitad natural.



Imagen bonita: Templo de fachada se enfrenta a

Microcaos



Fotos de Carl Warner. ""Foodscapes""
Fotos creadas unicamente en escenarios construidos con verduras: frutas, legunbres, fiambres, pan, queso, en fin, con toda clase de productos de alimentación.
Uhhh!! Estas fotos están para comerselas!

lunes, 6 de julio de 2009

Videos de Terror

El Ultimo que Cierre la Puerta.
Pero dónde está el Ultimo??

A Traves de Venezuela


Una Ventana Al Mundo A traves de Venezuela.